viernes, 27 de febrero de 2015

Memorias de Londres. Día 4



Buenas tardes,

llegamos al último post sobre mi estancia en Londres. Fue el día más "loco", ya que lo dedicamos a visitar todo lo que no nos había dado tiempo a ver durante los tres días restantes. 

Empezamos, aprovechando que era sábado, para pasar parte de la mañana en Portobello Road. He de decir que no recordaba el mercado de esta manera... ¡Me encantó! No compré nada, pero disfruté enormemente viendo todos los puestos. Increible, bohemio, vintage... Y parecía que nunca acababa. Eso si, demasiada gente, asi que ¡cuidadín con el bolso! Este mercado está en el barrio de Notting Hill, por lo qué también aprovechamos para pasear por algunas de sus calles.

Entre nuestras visitas "obligadas", incluimos la National Gallery, que es a dónde nos dirigimos desde Portobello. Lo cierto es que pese a ser historiadora, reconozco que los cuadros no son lo mio, asi que, no dedicamos demasiado tiempo a este museo, centrándonos en las pinturas principales. Eso si, es una locura de museo... no me quedó muy claro el recorrido. 
Después de esta visita, decidimos ir a comer a Chinatown. Hay buena oferta de buffets libres por buen precio. ¡Comes hasta no poder más! Eso si, cuidadito con las comidas picantes, que en algunos platos, bajo mi punto de vista... ¡se pasan!

También visitamos de nuevo toda la zona de Westminster y desde allí nos dirigimos al último destino de nuestro viaje: ¡Harrods! Son impresionantemente grandes y creo que aun más liosos que la National Gallery, jaja. Después de disfrutar de la maravillosa zona de "quiero pero no puedo" de Givenchi o Valentino, nos dirijimos a la zona de "papelería y souvenirs" dónde pude comprarme una bolsita para el maquillaje, chulísima, negra con "Harrods" en dorado (siempre va conmigo en el bolso). Antes de abandonar estos almacenes, fuimos a que se nos hiciera la boca agua con los chocolates... mmmm... 

En este momento nuestros planes cambiaron: estabamos tan cansados que decidimos saltarnos nuestra última visita (el Royal Albert Hall) y dirigirnos directamente al hotel, para coger nuestras maletas y marcharnos al aeropuerto. 

Al dejar el metro por última vez, cambiamos nuestras tarjetas Oyster. Ya estaban cerradas las ventanillas, asi que lo hicimos en la propia máquina. Lo peor de esto es que te devuelve todo el dinero en monedas (gastarlo en el aeropuerto, ya que en España no se cambian las monedas) y lo mejor es que pudimos quedarnos con nuestras inactivas tarjetas de recuerdo.

¡Aquí os dejo las últimas fotos!

Portobello Market (Portobello Road)

Portobello Market (Portobello Road)

Trafalgar Square

Abadía de Westminster




No hay comentarios:

Publicar un comentario