domingo, 10 de enero de 2016

Copenhague. Día 2



Parece que el tiempo, aunque sean días, no pasa en vano. Ya empiezo a olvidar algunos pequeños detalles del viaje y no quiero dejar pasar más tiempo sin escribir los dos últimos post sobre nuestro viaje.

El segundo día en Copenhague fue quizá uno de los días más intensos y típicos en la ciudad, ya que visitamos esos puntos de interés que aparecen en toda guía e incluso alguno de ellos que no deja indiferente... ¿vamos a ello?



DÍA 2. VIERNES, 25

Plaza del ayuntamiento - Christianborg Slot - Puerto de Nyhavn - ruta en barco por los canales - Ciudad libre de Christiania - Amalienborg (palacios reales) - Catedral de Mármol


Comenzamos nuestro segundo día en la ciudad nórdica con un buen desayuno en el hotel. Como ya os dije, incluir el desayuno en el hotel (o alojamiento seleccionado) es la opción más recomendada. Camara en cuello, y bufanda, gorro y guantes en mano, nos lanzamos a patear de nuevo la ciudad.

Desde el hotel nos dirigimos a la plaza del ayuntamiento, desde donde comenzaba nuestra ruta. El ayuntamiento se ubica en una gran plaza que nosotros encontramos adornada con un gran árbol de Navidad. La fachada de este edificio está adornada con esculturas de la mitología nórdica, como dragones. Hay rutas para visitarlo y subir a la torre del reloj, pero nosotros optamos por continuar con nuestra ruta.

La siguiente parada fue el palacio de Christianborg, a pocos pasos del ayuntamiento. Este edificio alberga en su interior los tres poderes supremos: ejecutivo, legislativo y judicial. 
Recomendación: al entrar al palacio se cruza un puente digno de ver. La mejor opción es caminar unos pasos y poder fotografiar el puente con las típicas casas de colores al fondo.

Desde el palacio nos dirigimos al punto por excelencia de Copenhague: el puerto de Nyhavn (aunque por el camino nos entretuvimos en una tienda de souvenirs, una de las pocas tiendas abiertas el día de Navidad. ¡Había que aprovechar! jaja)
Cuando llegamos al puerto, lo primero que hicimos fue localizar el puesto de "Copenhaguen Tour". Esta claro que una ruta en barco por los canales es obligada y para adquirir los billetes hay dos opciones, sacarlos desde España o sacarlos en la misma taquilla. Para mayor comodidad, decidimos sacarlos desde España a través de la web de Viator (enlace AQUÍ)
Canjeados los billetes, subimos al barco y tuvimos una hora para disfrutar de Copenhague a través de sus canales :)

Terminada la ruta el barco, nos dirigimos hacia la parte residencial de Copenhague. Nuestro siguiente destino era Christiania. ¿Qué es christiania? pues hablando en plata una gran comuna hippy permitida por el gobierno danés (está permitida ya que no genera ningún tipo de problema para el gobierno). Se trata de la ciudad libre de Christiania. Esta 'ciudad' se encuentra al margen de las leyes de Dinamarca, contando con sus propio 'estado' y normas, viviendo por autoabastecimiento; se encuentran incluso al margen de la U.E. (curioso ver que a la salida un cartel indica 'estás entrando de nuevo a la U.E.)
Con esta zona, quiero entretenerme un poco más... Antes de ir, leí ciertos comentarios en algunos foros que me hicieron sentir miedo de visitar esta zona (mientras que otros animaban 100% a visitarla). Respecto a los primeros, nada más lejos de la realidad; no sentimos miedo en ningún momento y había turistas por doquier. Sí hay que tener cuidado en cierto momento puesto que en Christiania se encuentra el mayor mercado de droga blanda (las drogas duras están totalmente prohibidas incluso en esta zona), por ello no quieren que el visitante realice fotografías en lo que ellos llaman "green zone". Al margen de esto solo me queda decir, que si vais, disfrutéis de su originalidad a la hora de construir, de pintar murales y de realizar obras extravagantes (son verdaderos artistas)
Recomendación: Christiania es una zona 100% recomendable de visitar, no te dejará indiferente ver su organización y sus recursos para seguir adelante sin financiación del gobierno, generando su propia electricidad. Pero, la cámara al bolsillo, ¡prepara las retinas para inmortalizar en tu mente cada segundo

Terminado nuestro recorrido por Christiania (de donde, obviamente no tengo más que una foto hecha a la entrada), abandonamos de nuevo la zona residencial de la capital danesa y nos dirigimos hacia Amalienborg, la plaza donde se encuentran los cuatro edificios que conforman el palacio real, de ahí que en algunas ocasiones lo encontremos como 'palacios reales'. Cada uno de ellos tiene una función: residencia de la reina, residencia de los principes y los dos restantes para visitas oficiales. 
Frente a esta plaza se encuentra la maravillosa catedral de mármol.

Quedando las visitas turisticas finalizadas, nos tocaba disfrutar del ocio que ofrece la ciudad. Empezamos por unas buenas cervezas en "The Dubliners" un pub irlandés que se encuentra en Stroget (la calle comercial más importante de a ciudad y que nosotros encontramos totalmente adornada de Navidad). Cerveza, glogg (vino caliente), chocolate caliente... sin duda dimos en el clavo ambos días para reponer fuerza y recuperar el calor perdido. Sin duda recomiendo este local 100% que ofrece actuaciones diarias e incluso unos buenos menús para reponer fuerzas.

Al salir del irlandés, continuamos por Stroget, que finaliza en la plaza del ayuntamiento (justo dónde empezó nuestro día). A lo largo de la calle paramos en cada una de las tiendas de souvenirs que fuimos encontrando por el camino... Aviso: no nos asusteis de los precios, son muy elevados; pero alli es normal. Por ejemplo un llavero me costó 9€)

Y de tienda en tienda, nos vimos de nuevo en el hotel. Esta noche para cenar, estabamos tan agotados que decidimos comprar unos perritos calientes y porciones de pizza. A lo largo de toda la ciudad se encuentran unos pequeños supermercados llamados '7eleven', que ofrecen comida rápida reciente, galletas, chucherias variadas, y siempre tienen algún tipo de oferta en bebidas o en porciones. 
Justo frente al hotel teníamos una; asique cargados con munición en la sala de estar del hotel preparamos nuestra cena particular y ¡a la cama! Día agotador donde los haya...




8 comentarios:

  1. ¡Que maravilla de ciudad! Cuanto me gustaría poder ir me alegro que te lo hayas pasado genial :D
    un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues apuntalo en una lista de destinos pendientes!! realmente merece la pena!
      Un besazo preciosa!

      Eliminar
  2. Una ciudad preciosa, me encantaron las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustasen!! aunque no dicen ni un 50% de la realidad de la ciudad que es una maravilla!

      Eliminar
  3. Me ha dejado asombrada lo de la ciudad libre de Christiania, no me lo esperaba para nada!!
    https://aliciariaza.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, verdad?? a nosotros nos sorprendió muchisimo tambien! y lo bien organizada que está! una cosa que me llamó mucho la atención es un 'contenedor' donde las personas depositan la ropa que ya no necesitan, para que otros puedan utilizarlas. En plan 'segunda mano' pero sin compra (ya que el que lo coge es porque realmente lo necesita). No se, es curioso de ver!!

      Eliminar
  4. Que bonita la ciudad,me ha encantado!Se te ve muy abrigadita y cómoda,es ideal.
    Te invito a pasar por mi blog,estamos de inauguración.
    Un beso.
    Andrea Martínez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrigadita sobretodo!! hacia un frío horrible!!! pero con cuatro capas (como una cebolla) se pudo soportar bien ;)
      besitos!!

      Eliminar