viernes, 1 de julio de 2016

Orbit en el bolsillo



Comida en el campo, cena con amigos fuera de casa, día en la playa… Sinónimo de vacaciones y aparentemente antónimo de ‘limpieza bucal’, ¿no?


Yo soy una persona obsesionada con la limpieza bucodental. Me gusta sentir el aliento fresco y sonreír sin miedo después de las comidas, y en estas ocasiones, no es fácil llevar un cepillo y pasta de dientes en el bolso. Es más, ¡es toda una locura!
Por eso, nunca olvido echar mis chicles Órbit sin azúcar en el bolso.

Justamente ayer regresé de mis vacaciones y os aseguro que al menos llevé en la maleta ¡diez paquetes! Como os he dicho, me obsesiona la salud y la limpieza bucal, no sólo por la sonrisa, sino porque no debemos olvidar que una mala salud bucal produce infecciones y enfermedades en dientes y encías.

¿Vas a olvidar tus chicles estas vacaciones?

Come, habla, ríe y besa con Órbit.




1 comentario:

  1. Yo sueloo llevar de menta para cuando voy a comer por ahí y no puedo lavarme los dientes.
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar